NUEVO BLOG

NUEVO BLOG
Wallpapers Sandro.Da clic en la foto de abajo.

Sandro de América-WALLPAPERS con Capturas de Video

Sandro de América-WALLPAPERS con Capturas de Video
DA CLIC EN LA FOTO Y PASÁ.

sábado, 30 de enero de 2010

Sandro de América- Por eso bebo by Maverikano

Sandro. " La casa del sol naciente"..De colección

Sandro de América. Yo te amo.


Terezinna
Gracias

miércoles, 20 de enero de 2010

SANDRO , MEDLEY DE EXITOS



MissanoApesta
23 de noviembre de 2007

Sandro de América. Fotos de La Nación


Biografía de Sandro

Mario H. Russo - El amante. Homenaje a Sandro, el Inmortal

MarioRusso50 en youtube homenajea a Sandro.
Sandro o Sandro de América, nombre artístico de Roberto Sánchez, es un destacado cantautor argentino de balada romántica, música rock & pop latina famoso en todo el continente. Nació el 19 de agosto de 1945 en Valentín Alsina (Lanús, Buenos Aires).

Es uno de los fundadores del rock en español. Publicó 52 álbumes originales y vendió 8 millones de copias, aunque hay fuentes que elevan hasta 22 millones.
GRACIAS POR USAR MIS WALLPAPERS.

Sandro de America Como Romeo y Julieta.mpg


de antifismat.

Sandro de América. Extraños en la noche.


Homenaje en youtube de josegr21

Sandro canta Penas. Homenaje de calicheadarve en youtube.

martes, 12 de enero de 2010

SANDRO CHILE 1995


porqueyoteamo

SANDRO EN "LA ARENA" MEXICO 1980


SANDRO EN "LA ARENA" MEXICO 1980 INTERPRETANDO "ATMOSFERA PESADA" UN VIDEO PARA EL RECUERDO, UN CONCIERTO PARA COLECCIONAR, SANDRO EN MEXICO.-
porqueyoteamo

SANDRO EN EL CASINO LAS VEGAS



elcantante45
Sandro de America en una visita a Chile en 1979,quien desee informacion sobre muchos otros conciertos del gran artista puede escribirme

Homenaje a Sandro de America - El Show del Recuerdo - 1/5



NRPPTV

Sandro de America _ Se nos va la vida _ Cosas de la vida



para todos los amigos y para todos los que nos gusto tanto su musica ,y le amamos y admiramos por su talento tan unico,,,, besitos
RinconBoehemio

SANDRO DE AMERICA EN CONCIERTO



MEXICOENLAPIEL42

Sandro de America- Guitarras Al Viento.wmv


josegr21

lunes, 11 de enero de 2010

La viuda de Sandro difundió una carta-Fuente La Nación.


Télam).- Olga Garaventa, viuda de Sandro, difundió hoy una carta en la que agradece a los médicos, al Gobierno, a los fans y a los amigos por el apoyo brindado al cantante durante su larga internación.
A una semana de la muerte del cantante , producida como consecuencia de una infección generalizada tras el trasplante cardio pulmonar recibido, Garaventa envió una sentida misiva.
En su primer párrafo, la carta señala: "En este, tal vez el momento más doloroso que he debido enfrentar a lo largo de mi vida, no quiero dejar de hacer llegar mi agradecimiento a todos aquellos que movidos por el respeto y el amor que generaba mi esposo no dudaron en prestarme su total apoyo".
Los agradecimientos arrancan con los médicos Juan Antonio Mazzei, Sergio Perrone y el fisioterapeuta Ivan Guevara, a los que se sumó luego Claudio Burgos y su equipo.
También agradece a "todo el personal del Hospital Italiano de Mendoza, desde sus profesionales médicos hasta el personal de seguridad, pasando por enfermeros, anestesistas, y kinisiélogos".
También incluye al Instituto Argentino del Diagnóstico, donde Sandro paso casi un año preparándose para el trasplante.
En otro párrafo, la viuda del Gitano escribió: "agradezco la preocupación y la ayuda que en absoluta privacidad nos brindaron la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, el Jefe de Gabinete Aníbal Fernández, que todos los días llamaba personalmente para interesarse por la salud de mi esposo y que resolvió no pocos problemas operativos".
También indicó que el gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli, brindó su apoyo como "fruto de su larga amistad con Roberto. A todos los sentimos auténtica y desinteresadamente a nuestra disposición".
También dio las gracias a "los amigos, mi familia, el entorno profesional de mi esposo, todo mi amor por la infatigable solidaridad, amor y contención".
"Finalmente a toda esa gente que con tanto respeto y devoción nos acompañó sin desmayar en Mendoza, y a todos los que ya en Buenos Aires ofrecieron su silencioso homenaje tanto en el Congreso como en el largo camino hacia el cementerio les hago llegar mi reconocimiento porque seguramente desde donde esté Roberto estará feliz de haberlos tenido consigo", indica la misiva.
"Fue un homenaje único verdaderamente nacido del amor que él cosechó y mereció recibir, Gracias, gracias, gracias. íQue Dios los bendiga! desde cualquier credo,", reza el último párrafo de la carta.
Tags: Sandro , carta de agradecimiento, Olga

domingo, 10 de enero de 2010

Si es por el solo afán de "comparar" velorios célebres.

Y COLOCO ESTE EXTRACTO PORQUE VEO QUE ALGUIEN MÁS VIO LO QUE YO VÍ Y PENSÓ LO QUE YO PENSÉ.

...Si es por el solo afán de comparar velorios célebres, para eso está más a tiro y cercano el de Mercedes Sosa (que murió exactamente tres meses antes que Sandro, el 4 de octubre del año pasado). En su escuchada columna que tiene en el programa Bravo Continental , el último miércoles, el periodista Alfredo Leuco llamó la atención sobre las ostensibles y antipáticas diferencias que hizo el Gobierno en caso de una muerte y de otra. Cuando la cantante tucumana falleció, Néstor y Cristina Kirchner se hicieron presentes en el velatorio, también llevado a cabo en el Congreso. "El Gobierno -comparó Leuco- no decretó tres días de duelo nacional por el fallecimiento de Sandro como sí lo había hecho con la muerte de Mercedes Sosa. En aquella ocasión concurrió casi todo el gabinete y además se demoró el comienzo del segundo tiempo de un partido para que las cámaras del Gobierno en Canal 7 mostraran al matrimonio compungido al lado del féretro de la querida Negra. El canal oficialista se ocupó del tema de Sandro, pero con poco espacio." El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que concurrió a la capilla ardiente de Roberto Sánchez en nombre de la Presidenta, explicó que Cristina Kirchner le había dado telefónicamente sus condolencias a la viuda, pero que sólo había ido al velatorio de Mercedes Sosa porque la consideraba "una amiga personal". ¿Sólo por eso se decretó el duelo nacional en aquella circunstancia y no ahora? ¿Hay una valoración estética o ideológica distinta por parte del Gobierno de uno y otro ídolo? ¿No será que molestaron las declaraciones de Sandro, en marzo pasado, cuando apoyó los polémicos dichos de Susana Giménez sobre la inseguridad y Hebe de Bonafini salió a insultarlo? * * * "El ídolo de la normalidad" lo calificamos en esta columna el 14 de marzo de 2004, tras asistir a una de sus últimas presentaciones en el Gran Rex. "El que más amor masivo ha logrado -decíamos en aquella ocasión- es el que menos excesos ha cometido: ni cirugías (estéticas) ni dietas ni declaraciones incendiarias ni escándalos gratuitos ni apariciones constantes en los medios". Quebró, enhorabuena, todos los estereotipos: siguió siendo sensual aun con panza y cantándole a un micrófono con asistencia de oxígeno; erotizó con humor a sus "nenas" con sus canciones sin ser grosero; la prensa nunca se cansó de él, pero respetó a rajatabla el absoluto recogimiento de su privacidad que observó siempre; pudo haber sido un astro internacional y ganar millones y, en cambio, prefirió mantenerse fiel a Banfield, su adoptada patria chica (aunque fue el primer latino que se presentó en el Madison Square Garden); no transó con la política; no habló mal de nadie; no se descontroló, no se drogó; puso garra, gracia, astucia y sensibilidad en lo que hizo, sin envanecerse; musicalmente no se ató a ningún preconcepto; no pisó a sus eventuales competidores; llevó con entereza su enfermedad, predicó (aunque ya tarde para él) contra el cigarrillo y a favor de la donación de órganos, y supo decir las cosas siempre con una sonrisa y lejos de toda crispación. Sandro fue un astro sobrio en el país de la desmesura continua. Y ése, sin duda, fue su aporte más original. psirven@lanacion.com.ar

Sandro. Tú me enloqueces.

Sandro, mi amigo el puma.

Sandro. MUCHACHO. Parte 8 de 10

Sandro. Muchacho-parte 7 de 10

sábado, 9 de enero de 2010

Compilado sobre el último adiós a Sandro.Cortejo desde el Congreso hasta Longchamps.



http://latelequemiramos.blo...
Distintos momentos desde la partida del Congreso hasta la última morada de Sandro en Longchamps.

Sandro, el hombre de la rosa. Video de CORAZÓNRENOVADO.



Muchísimas GRACIAS por incluir varios de mis Wallpapers en este Homenaje maravilloso que le hiciste a Sandro.

CORAZONRENOVADO
Un homenaje a este grandioso hombre que enamoro con sus poemas de amor a todos los corazones enamorados, tanto a mujeres como a hombres. GRACIAS SANDRO!! te llevaremos siempre en nuestros corazones tus nenas..descansa en Paz!

Sandro, fotos de Caracol TV.



SANDRO EN BREVES PALABRAS.

Dibujo del diario La Nación.

Sandro el Inmortal.

Mito viviente, energía desbordante, pasión por la vida, humildad, showman, artista, poeta, hombre, el primer amor de todas, misterio, cultura, galantería, romanticismo, hombre de códigos, nobleza, fidelidad, respeto, sentido del humor, inteligencia, carisma, seducción, sensualidad, lider, talentoso, orgullo de Argentina en el resto del mundo, ídolo de América, único mito argentino después de Gardel, integrante de nuestras historias personales, gestor de amores y matrimonios, gestor de hijos y nietos, historia por siempre viva, precedente del rock en latinoamérica, admirado, amado, respetado. Generoso, envidiado, jamás indiferente y hoy aplaudido de PIE POR HOMBRES Y MUJERES.-lo lograste Gitano, tus admiradores masculinos dieron la cara-.

viernes, 8 de enero de 2010

Sandro de América - Homenaje al Gitano desde Chile




menavid

Homenaje desde Chile al gran Sandro de América realizado por Marcelo Mena (montaje) Gabriel Vidal (investigación period) y Alejandro Costa (locución). Un gran recuerdo para este gran artista. La...
Homenaje desde Chile al gran Sandro de América realizado por Marcelo Mena (montaje) Gabriel Vidal (investigación period) y Alejandro Costa (locución).

Un gran recuerdo para este gran artista.

Larga vida al Gitano!

Sandro (Primer Single) - ¿A Esto le Llamas Amor?



fedarkbp
01 de diciembre de 2008


Canción de Sandro que aparece en su primer Sencillo. LADO A: ¿A Esto Le Llamas Amor? LADO B: Eres El Demonio Disfrazado Sencillo, CBS, Sandro (con Milo y su Conjunto), 13 de septiembre de 1963. _...
Canción de Sandro que aparece en su primer Sencillo.
LADO A: ¿A Esto Le Llamas Amor?
LADO B: Eres El Demonio Disfrazado
Sencillo, CBS, Sandro (con Milo y su Conjunto), 13 de septiembre de 1963.
______________________________________
Versión en español de "You´ve Got the Nerve to Call This Love" de Paul Anka. También grabada en 1963.

Sandro. No me dejes no-

Sandro - Te quiero tanto amada mia



SANDRO PRESENTE.¡¡¡¡¡

Sandro - Me amas y me dejas



QUERIDO SANDRO, LA VIDA CONTINUA Y EL SHOW TAMBIÉN DEBE CONTINUAR. Ahora más que nunca, ahora sos un MITO y los Mitos nunca mueren. PRESENTE SANDRO.¡¡¡¡

El pueblo despide a Sandro, el Idolo de América.



























Fotos del Diario La Nación.












Multitudinaria procesión: la gente quiso despedirse a toda costa del "Gitano"


El largo adiós a una leyenda
Miles de personas acompañaron ayer el cortejo fúnebre de Sandro durante las tres horas que le insumió viajar desde el Congreso hasta Longchamps; hubo aplausos, llantos, desmayos e incontables muestras de devoción por el cantante.


Por Mauro Apicella De la Redacción de LA NACION
Luego de tres horas de caravana -tiempo que se tardó en recorrer el trayecto que separa el Congreso Nacional y el cementerio Gloriam, de Longchamps, entre miles de fans que se acercaron a saludar- se realizaron ayer por la tarde las exequias del cantante Sandro. Y tal vez porque fue ídolo de América y muchacho de Valentín Alsina se lo despidió, casi al mismo tiempo, como a una estrella de la música popular y como a un vecino.
Había comenzado un día antes con el velatorio en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso Nacional y continuado con un cortejo fúnebre que requirió la producción y los honores de un artista de su talla. Pero al ver a esa multitud que se acercó a la casa de la localidad de Banfield -donde Sandro vivió durante tantos años- para darle el último adiós, quedó la sensación de que se estaba despidiendo a un vecino querido del barrio. Quizás el más querido. A esto hay que sumar a todos los que se reunieron en Avellaneda, Lanús y Burzaco esperando tan sólo el paso de la caravana para observar en silencio, aplaudir o levantar tímidamente la mano y saludar.
El trayecto desde la ciudad de Buenos Aires hasta el cementerio duró tres horas. Sin embargo, nadie pareció querer demorar mucho el descanso definitivo del cuerpo del cantante. Ya había sido demasiado larga la lucha para mantenerse vivo, acompañada por una mezcla de fuerza, esperanza y, también, agonía. Desde que se conoció la noticia de que estaba en lista de espera del Incucai para recibir una donación de órganos hasta el doble trasplante de pulmón y corazón, y luego las últimas cirugías que le realizaron el último lunes, pasaron 21 meses de empeño por la vida.
De ahí que esta despedida no se dilatara demasiado. El mismo lunes por la noche se dispuso el traslado del cuerpo desde Mendoza, donde el músico había fallecido tras la última operación que le realizaron en el Hospital Italiano. Anteayer se realizó el velatorio en el Congreso, por donde se calcula que pasaron 40.000 personas. Y ayer, antes de las 14 (el horario originalmente previsto), partió el cortejo fúnebre que, a modo de procesión, recibió en su trayecto las más variadas expresiones de cariño para el ídolo. Hubo desde los primeros saludos en la avenida 9 de Julio, antes de subir al puente Pueyrredón y tomar la avenida Hipólito Yrigoyen en Avellaneda, hasta la muchedumbre que frenó la caravana en Lanús y en Banfield, o los ciclistas y motociclistas que acompañaron durante el último tramo del viaje, en dirección a Burzaco. Y no faltaron las flores que fueron arrojadas sobre el techo del automóvil que transportaba los restos del músico casi desde que comenzó el viaje.

Por siempre Sandro...


Las frases que marcaron la carrera del ídolo a través de los años; su vida, en cifras


"Canto para mí. Lo mío es un divertimento cargado de humor, a veces mechado con cosas pseudoprofundas. Nunca quise ser apóstol ni profeta."
"Esto es muy sencillo: el mayor capital puede tener un humano es la anza de otro humano. Si perdiste perdiste como loco."
"Mi padre, el gran Vicente, laburante hermoso (...) Me enseñó que cuando uno da su palabra, esa palabra es inmortal. El gran Vicente. ¡Por favor!"
"Entro al sueño pensando ¿me despertaré mañana? Dios te da, Dios te quita. Ni sal, ni alcohol, ni paseos, ni nada... Es triste, viejo... Así la vida, ¿es vida?"
"Lo único que le pido a Dios es no dar lástima en un escenario. Retirarme a tiempo"
"Yo no soy una leyenda. Soy la historia viva de una buena parte de lo que pasó por aquí en los últimos 30 años"
"Pienso en el escenario como en un templo y en el living de mi casa, al mismo tiempo" La vida de Sandro en números
43 fueron los años de carrera que les dedicó a la música y al cine
30 discos editó desde la década del 60; varios fueron un gran éxito de ventas
13 películas fueron las que protagonizó. También dirigió una de ellas
40 funciones ofreció en 1999, de sus recitales en el teatro Gran Rex
Fuente La Nación.

Sandro. Una trayectoria de película




El fuerte magnetismo y sus cualidades vocales le posibilitaron a Sandro el estrellato cinematográfico a partir de Quiero llenarme de ti, film dirigido en 1968 por Emilio Vieyra y coprotagonizado por Marcela López Rey y por Soledad Silveyra. Sin embargo, el cantante ya había tenido, antes de este film, dos oportunidades en la pantalla grande en su sola presencia como vocalista: Convención de vagabundos, de Rubén W. Cavallotti (1964), y Tacuara y Chamorro, pichones de hombres, de Catrano Catrani, rodada en 1968.

En pleno éxito como vocalista, Sandro protagonizó luego otra producción también dirigida por Emilio Vieyra, La vida continúa (1969), en la que formó pareja con dos estrellas de amplia repercusión en aquella época: Ana Casares y Cuny Vera. Ese mismo año, y también de la mano de Emilio Vieyra, rodó Gitano, a la que siguió en 1970 Muchacho, esta vez conducido por Leo Fleider y acompañado por Olinda Bozán. Casi inmediatamente estuvo al frente del elenco de Siempre te amaré, también conducido por Leo Fleider, y en 1971 formó pareja con la actriz española Carmen Sevilla en Embrujo de amor, a las órdenes del mismo realizador.

En 1972 Sandro encabezó el reparto de Destino de un capricho, también dirigido por Leo Fleider, a la que siguió El deseo de vivir, teniendo como coprotagonista a Elena Sedova y dirigida por Julio Saraceni. Dos años después, el astro protagonizó Operación Rosa Rosa, de Leo Fleider, en la que el actor y cantor dirigió algunas escenas que lo foguearon, para que un año después se pusiera tras la cámara y frente a ella para realizar Tú me enloqueces, exitoso film en el que fue acompañado por Susana Giménez. Tuvieron que pasar cinco años, en los que se vio absorbido por sus presentaciones escénicas y por sus grabaciones, para que Sandro volviera a la pantalla grande con Subí que te llevo, film realizado por Rubén W. Cavallotti, en el que formó pareja con María del Carmen Valenzuela y que marcó el final de sus actuaciones cinematográficas.

Las temáticas de los films de Sandro no se apartaban demasiado de romances accidentados, muchachos deseosos de triunfar en el mundo del espectáculo y algunos toques de humor a cargo de prestigiosas figuras de la época. Sin embargo, y a pesar de que todas sus películas recreaban esos argumentos, sus admiradores aportaron un gran entusiasmo ante cada una de esas producciones en las que poco importaban las travesuras de sus protagonistas y mucho las apoyaban la presencia y las canciones de Sandro, que, en el éxito de su fama, lograba llenar las salas.
Algunos títulos

* Quiero llenarme de ti. Film dirigido en 1968 por Emilio Vieyra y coprotagonizado por Marcela López Rey y Soledad Silveyra.

* La vida continúa. Película de Emilio Vieyra del año 1969, en la que Sandro formó pareja con dos estrellas de amplia repercusión en aquella época: Ana Casares y Cuny Vera.

* Gitano. También en 1969, filmó nuevamente con Emilio Vieyra como director.

* Tú me enloqueces. Exitoso film de 1975, en el que Sandro debutó plenamente como director, aunque también fue su estrella protagónica junto con Susana Giménez.

Adolfo C. Martínez
Fuente : La Nación

Vida y obra de un gran ídolo popular. Sandro. Diario La Nación.


Por Gabriel Plaza
De la Redacción de LA NACION

"No quiero morir sobre un escenario. Por el contrario, me quiero morir en mi cama y si es posible durmiendo", decía Sandro en una entrevista.

El más que nadie, que había vivido todo lo que había soñado en su adolescencia, prefería que lo recordaran con esa frase de su canción: "Al final, la vida sigue igual". Así, con la imagen de siempre, cantando con la voz temblorosa, como una alegoría de su propia historia.

De esa manera, quedará su figura en el imaginario colectivo de los argentinos: en un sitial de privilegio, gracias a los 43 años de carrera que forjó como fenómeno popular.

En vida, Sandro consiguió instalarse en el Olimpo de las figuras populares que sólo alcanzaron algunos otros personajes carismáticos, como Bonavena o, en su máxima expresión mitológica, Carlos Gardel, a partir de una trayectoria que le permitió grabar alrededor de treinta discos y participar como actor ydirector de una docena de películas muy populares, como Subí que te llevo (1980), Muchacho (1970), Gitano (1970) y Quiero llenarme de ti (1969), entre otras.

"A los 17 años, yo ganaba en un rato la guita que a mi viejo le costaba dos meses conseguir laburando.

Subía a un escenario, cantaba rock, las minas me gritaban, tenía un auto sport y pensaba que Dios era mi secretario." Combatido durante mucho tiempo por los intelectuales, logró cautivar a las mentes afiladas a partir de un especial que hizo en Canal 13 llamado Querido Sandro (1990), en el que reunía artistas de diferentes vertientes para compartir extrañas duplas (así fue como llegó a tocar con Pappo). En esta década, se acentúa su carismática presencia en los escenarios. El furor crece hasta el punto de establecer nuevos hitos de convocatoria: entre octubre de 1998 y febrero de 1999, realizó un total de cuarenta funciones con localidades agotadas en el teatro Gran Rex, un récord histórico para esa sala. También fue revalorizado por el ambiente del rock a partir de sus participaciones en discos de artistas como León Gieco y de la reedición de sus trabajos junto con Los de Fuego, grabados durante los años60, que instalaron su figura en los sectores de clase media, para seguir generando un fenómeno social capaz de agrupar a mujeres y hombres de toda edad y clase social.

En su larga trayectoria, el cantor exhibió una capacidad notable para reinventarse una y otra vez. Primero fue el rebelde rockero émulo de Elvis Presley, después el muchacho de barrio que se convierte en estrella y, posteriormente, el gitano sensual, baladista romántico y estrella de cine capaz de derretir corazones. Con el tiempo, se trasformó en crooner maduro, histriónico y melodramático de los últimos años. Ese que fue idolatrado hasta por el propio Charly García, quien, durante un encuentro informal, lo calificó del mismo diablo.

Sandro dio siempre los pasos justos en los momentos indicados. Estaba en el bando contrario al Club del Clan cuando hacían estragos en los cerebros de los adolescentes de los años 60. Andaba por La Cueva cuando Moris empezaba a balbucear rock en castellano. Fue "el Gitano" con cierto halo prohibido y dionisíaco, cuando en la vereda de enfrente Palito Ortega encarnaba a su contrafigura ingenua y correcta.

Siempre fue afecto al desborde, la exageración, la buena música y la poesía. Era aficionado a Hemingway y amante de la música del cantautor Bob Dylan cuando los románticos de su tiempo preferían las fotonovelas. A pesar de ser un ídolo con identidad local, criado en Valentín Alsina, traspuso las fronteras del país en los años 70. Llegó al Madison Square Garden e incendió con su performance y sus movimientos pélvicos al mismísimo templo neoyorquino. En ese momento, hasta la contracultural revista Rolling Stone le dedicó una nota de una página entera al "Elvis latino".
Un ídolo del barrio

Sandro nació el 19 de agosto de 1945, a las 3 de la madrugada, en la Maternidad Sardá de Parque Patricios. Pesó 1,8 kg, por lo que tuvo que pasar varias semanas en una incubadora. Fue el único hijo de la pareja formada por Vicente Sánchez e Irma Nydia Ocampo. Creció en un hogar obrero con un padre humilde y trabajador y una madre que le inculcó el gusto por la literatura (solía leerle todas las tardes Las mil y una noches). Uno de sus últimos discos se lo dedicó a ella: Para mamá. Una de sus maestras de la escuela primaria lo introdujo en el mundo fantástico de Monet, Cézanne, Bach y de Beethoven, al ver que tenía aptitudes artísticas como músico y dibujante.

Acostumbrado a una vida más mundana, buscó los oficios para poder sobrevivir y no llegó a terminar la secundaria. Sin embargo, no hubo entrevista, ya de adulto, en la que no resaltara la importancia de la educación pública y gratuita. Al abandonarla, a comienzos de los años 60, debió vivir de changas: trabajó de joyero, obrero metalúrgico, camionero y de cadete en una farmacia mientras participaba de los concursos de radio de la época y, más tarde, en el entonces considerable circuito de bailes en clubes de barrio, tanto en la Capital como en la provincia de Buenos Aires. Pero fue su primera aparición en televisión junto con Los de Fuego, en 1964, en el programa Sábados circulares, conducido por "Pipo" Mancera, la que desató el delirio de las adolescentes y el disgusto de los padres por sus movimientos provocativos. Desde allí, el fenómeno no hizo más que crecer. En los últimos años de su vida, habló de los conflictos sociales del país con su franqueza característica, apoyó los reclamos de piqueteros y asambleístas y sufrió en carne propia la confiscación ("el corralito") de su dinero: "Perdí porque nunca quise rajar la plata afuera".

Fue inteligente para mantener viva su propia creación a lo largo de los años y generar un misterio de su vida íntima. Se encargó de aclarar: "Siempre se habla del misterio de Sandro. ¿Qué es el misterio? Lo mío es el respeto por la gente que me eligió para transitar juntos el camino de la vida. Hay personas a las que no les interesa estar frente a la cámara y quieren seguir en el anonimato", decía a propósito del celoso resguardo de su privacidad.

La única concesión que hizo a sus admiradoras fue recibirlas una vez al año en el día de su cumpleaños, permitiéndoles sacarse fotos dentro de su casa amurallada en Banfield. Para promocionar su vida artística (su intimidad siempre fue caldo para los chimenteros que no soportaban su sobriedad para manejarse en ese terreno) sabía cuándo esconderse o irrumpir con apariciones fugaces en el ambiente de la noche porteña cada vez que se acercaba un ciclo de actuaciones, para los que las entradas se agotaban con meses de anticipación. Apoyado en historias simples, declaraciones de amor forjadas como pequeños dramas para ser actuados en escena, Sandro construyó su universo musical compuesto por más de 300 composiciones originales. Varias de ellas saltearon la barrera generacional: "Rosa, Rosa", "Así", "Penumbras", "Quiero llenarme de ti", "Te amo", "Mi amigo el Puma" o "Trigal". Siempre se reía cuando le preguntaban por la clave de su éxito con la audiencia femenina. "No les canto a todas, sino a cada una", decía. La historia de Sandro, el personaje que inventó Roberto Sánchez para ganarse la vida, nació con el sueño de un pibe de 12 años que idolatraba el rocanrol como gesto de rebeldía y se la pasaba imitando los gestos de Elvis. Un día, el tocadiscos se rompió y el chico siguió bramando "Hotel de corazones solitarios". Así nacería el mito. La transformación del muchacho de barrio al ídolo tercermundista en un país que lo convirtió en un paradigma popular. Ese que seguirá encendido, como el inextinguible fuego de un sueño que sigue ardiendo en sus canciones. "¡Al final, la vida sigue igual."

jueves, 7 de enero de 2010

Muere Sandro, el último gran ídolo latinoamericano


Diario El Mercurio de Chile.

Muere Sandro, el último gran ídolo latinoamericano

El astro argentino falleció ayer a los 64 años a causa de un shock séptico. Llevaba 46 días hospitalizado tras un complejo trasplante cardio-pulmonar.

ANDRÉS DEL REAL
"No quiero que me lloren cuando me vaya a la eternidad", pedía Sandro en su clásico "Una muchacha y una guitarra". Una solicitud que difícilmente cumplirán los familiares del astro argentino, así como las miles de fanáticas que dejó en este mundo, "sus nenas''.

Fueron 10 años luchando contra un devastador enfisema pulmonar, provocado por su prolongada adicción al tabaco, que lo llevó a fumar hasta 80 cigarrillos diarios. Un mal que finalmente le ganó la batalla a uno de los últimos grandes ídolos de la música latinoamericana.

Sandro murió ayer a las 20:40 horas en el Hospital Italiano de Mendoza, recinto que no pudo abandonar desde el 20 de noviembre del año pasado, cuando fue sometido a un doble trasplante de pulmones y corazón. Un final tan dramático como paradójico para un artista cuya voz y pasión lo convirtieron en referente ineludible para muchas generaciones de intérpretes de la región.

"Lamento informar que Sandro dejó de existir", dijo secamente Claudio Burgos, médico personal del artista, ante decenas de periodistas, mientras afuera casi cien personas lloraban abrazadas de chapitas, cuadros y retratos de su ídolo. "Falleció como consecuencia de un cuadro de shock séptico", agregó el facultativo, quien durante la tarde ya había advertido la gravedad del estado de salud del intérprete, quien desde el trasplante fue intervenido en cinco oportunidades. Ayer fue un día crítico para el argentino, quien pese a las dos últimas operaciones finalmente no pudo superar las complicaciones bronquiales que presentó.

Nacido en Buenos Aires el 19 de agosto de 1945 y criado en Lanús, Roberto Sánchez Ocampo -su verdadero nombre- participó durante su juventud en diversos grupos considerados pioneros del rock en español, como Los Caniches de Oklahoma y Los de Fuego. Tal como en los cuentos, en una de las presentaciones con estos últimos, el vocalista se quedó sin voz, y entonces Sánchez, hasta entonces guitarrista, asumió ese rol. Para ese entonces, ya era conocido como "Sandro", el nombre que sus padres quisieron ponerle al nacer, pero que el Registro Civil argentino rechazó.

No era su único apodo: sus movimientos pélvicos y contorsiones sobre el escenario le valieron tempranamente el apelativo de "Elvis criollo". Un honor para ese joven, que debutó cantando temas del Rey del Rock.

Fueron aquellos meneos característicos los que además le significaron el rechazo del sector conservador de la Argentina de los 60, pero también la adoración de las mujeres, aquellas que con el tiempo se convertirían en "sus nenas", que lo visitaban religiosamente en su casa de Banfield -ayer no fue la excepción- y que hasta ayer prendían velas afuera del hospital mendocino. Las chilenas también se encandilaron con el magnetismo del "Gitano", quien debutó en estas tierras a los 23 años, con una encendida presentación en el Festival de Viña 1968.

El "Gitano" de América

Pero Roberto Sánchez fue mucho más que una moda enfundada en cuero. A mediados de los años 60 dejó los covers rockeros para transformarse en un baladista de carácter y en ídolo internacional, gracias a composiciones que se convertirían en clásicos continentales, como "Así", "Porque yo te amo", "Te propongo", "Penas" y "Rosa, Rosa", entre otras. La fusión de ese espíritu provocativo y el romanticismo de sus temas sería revalorizada por nuevas generaciones de artistas, que verían en el "Gitano" al padre del rock en español.

Junto con esto, su paso por el cine no hizo sino acrecentar y expandir su fama por el continente, gracias a una docena de títulos que protagonizó entre 1967 y 1980. Por esos años ya era capaz de sostener memorables shows en los más prestigiosos escenarios, siendo el primer latino en llenar el Madison Square Garden de Nueva York.

Para los que lo conocieron, Sánchez fue un sujeto amable, sencillo, y dado a la conversación. Una imagen distinta de la que proyectó sobre los escenarios, dicotomía que confesaría el propio artista a "El Mercurio" en 1986: "El señor Sandro es un personaje que no tiene mucho que ver conmigo. Ese señor es un poco una alquimia extraña de lo que a muchos tipos les gustaría ser".

Además, el argentino siempre se preocupó de cuidar su vida privada, la que terminó compartiendo con su segunda esposa, Olga Garaventa. "Ella fue el sostén de Roberto", cuenta la biógrafa de Sandro, Graciela Guiñazú, autora de la última entrevista que concedió el astro frente a las cámaras, en 2005. Ahí la periodista fue testigo de los deseos de vivir del ídolo: "Yo puedo perder la vida, pero la vida no me la pierdo", dijo el cantante a Guiñazú.

Dos amigos en el cine

En la década de los 70, Sandro participó en más de doce películas. En su primera incursión en la pantalla grande compartió escenas con la chilena Ginette Acevedo, y más tarde lo hizo con el actor Walter Kliche.


52
discos originales grabó Sandro en cuatro décadas de carrera.

12
películas protagonizó entre 1967 y 1980.


Discografía elemental
"ALMA Y FUEGO" (1966)

Es el primer larga duración donde Sandro apunta hacia la balada latina, para alejarse de los covers de rock & roll, la espina dorsal de su carrera hasta esa fecha. Incluye "Como caja de música", bajo la firma Sandro-Anderle, responsable de sus más grandes éxitos por casi 20 años.

"UNA MUCHACHA Y UNA GUITARRA" (1968)

Último disco con versiones, y la primera obra de su carrera editada en toda Latinoamérica, armada con los singles que lanzó durante el primer semestre de 1968, todos éxitos rotundos como "Porque yo te amo", "Como lo hice yo", y el hit que titula el álbum.

"LA MAGIA DE SANDRO" (1968)

En este disco Sandro afianza su trabajo compositivo junto a Oscar Anderle, al punto de firmar todos los temas del álbum. Es una obra con algunos de sus más grandes clásicos como "Penas" y "Tengo", considerada una de las mejores canciones en la historia del rock argentino.

"SANDRO DE AMÉRICA" (1969)

Tras actuar en el festival de Viña de 1968, el mercado latino se abre para Sandro y alcanza incluso al público hispano de Estados Unidos. Incluye "Rosa, Rosa", probablemente su canción más conocida y un hito en Argentina, con casi dos millones de copias vendidas.

"CLÁSICO" (1994)

Sandro regresa a sus primeros pasos, a sus inspiraciones de los años 60. Interpreta versiones de clásicos anglo como "Extraños en la noche", "Te llevo bajo mi piel" y "La sombra de tu sonrisa", y boleros como "Toda una vida", "Sigamos pecando", y "Sombras".


Sus íntimos y diversos lazos con Chile
Fueron numerosas las presentaciones de Sandro en Chile desde su legendario y encendido debut en el Festival de Viña de 1968. Una actuación que grabó a fuego la relación del "Gitano" con sus fanáticas chilenas.

"Pocas veces se ha visto una catarsis generalizada como ésa", recuerda Gloria Simonetti, presente durante aquella memorable actuación, y además una de las artistas chilenas que más compartió con el artista.

"Nosotros nos conocimos allá por el año 71. Yo estaba recién partiendo en el canto, e hicimos varias actuaciones juntos. Después realizamos una gira por Chile, y él siempre fue muy amable, muy poco estrella. Dejaba que la gente se acercara a él. De hecho, a mí las mujeres me miraban feo porque yo era la niña que andaba con Sandro", recuerda la cantante nacional.

A partir de esos encuentros, la intérprete de "Mira, mira" se formó una impresión muy positiva del argentino. "Con toda esa cosa que desplegaba sobre el escenario, esa pasión y electricidad, él era un hombre muy cauteloso en la vida diaria, de mucha conversación; un tipo muy agradable, sencillo y encantador", cuenta. Y agrega: "Eso sí, fumaba como carretonero".

Sobre su último encuentro con Sánchez, Simonetti rememora: "Fue en un programa con Raúl Matas ("Una vez más", 1990, en la foto); debíamos hacer algo juntos y él no puso ningún problema. Se instaló en el piano, hicimos un medley de sus canciones y salió perfecto".

Otro chileno que compartió con Sandro fue Carlos Pinto, quien le realizó un par de entrevistas en 1986 para el programa "En vivo", que conducía Antonio Vodanovic. "Él se portó maravilloso. Hablamos primero en Buenos Aires y luego en un restaurante en Santiago, y la verdad me quedo con la mejor impresión de él. Un tipo gozador, conversador, y que pese a ser una gran estrella siempre tuvo los pies sobre la tierra", cuenta el hombre de "Mea culpa".
http://diario.elmercurio.cl/2010/01/05/espectaculos/espectaculos/noticias/6fe084df-d684-4559-afb2-e0cf6b58c513.htm

Hasta siempre querido Sandro. (para Ezequiel )

SANDRO -ADIOS AL IDOLO DE AMERICA 2/5



El resto de los videos en este Canal.
http://www.youtube.com/user/tonyadonissssss#p/u/3/QBDBHyiU2o4

SANDRO- ADIOS AL IDOLO DE AMERICA 1/5

SANDRO EN EL MADISON SQUARE GARDEN

Muere Sandro. Diario El País, Colombia



Sandro en la eternidad

Agencia Efe y redacción El País
Simpatizantes del cantante argentino se acercan a la puerta del Hospital Italiano en la ciudad de Mendoza para darle el último adiós. Efe / El PaísEl cantante argentino Sandro no logró sobrevivir a un trasplante coronario y de pulmones. Deja sus éxitos. "Yo quiero que me lloren cuando me vaya a la eternidad, quiero que me recuerden con la misma felicidad”. Así lo cantó hace más de 40 años Sandro, el cantante fallecido ayer y quien se consagró como el ‘Elvis Presley’ argentino gracias a sus movimientos pélvicos y a centenares de temas que hicieron delirar a sus “nenas”. El popular cantante, conocido como Sandro de América y cuyo verdadero nombre es Roberto Sánchez, se fue a la eternidad a los 64 años, luego de recibir un doble trasplante de pulmones y corazón el pasado 2o de noviembre. Sandro fue el primer artista de Latinoamérica en llenar el Madison Square Garden de Nueva York y mantuvo el fervor de sus seguidoras pese a que desde hacía tiempo no lanzaba discos ni ofrecía recitales. El autor de temas con letras muy apasionadas como ‘Penas’, ‘Penumbras’, ‘El Maniquí’ o ‘Rosa, rosa’, que también participó de una docena de películas, nació el 19 de agosto de 1945 en Buenos Aires, pero años más tarde se mudó a la periferia de la capital argentina, donde vivió hasta marzo pasado, cuando fue ingresado en una clínica porteña a raíz del enfisema pulmonar que padecía desde hacía años. La primera vez que el ‘Gitano’ irrumpió en un escenario fue a los 13 años, durante una actuación en el colegio en la que se puso en la piel del ‘Rey del Rock’, Elvis Presley, a quien imitó durante su carrera con sus clásicos movimientos y bailes, que escandalizaron a sectores conservadores de los años 60. De hecho, su primera aparición en televisión terminó con protestas de personas que no veían con buenos ojos sus movimientos “obscenos”, al punto que los realizadores evitaban los primeros planos para no mostrar su frenético e insinuante ritmo. Durante su adolescencia, Sandro se interesó por la música, aprendió a tocar la guitarra y participó en conjuntos de música pop, como Los Caribes o Los caniches de Oklahoma, con éxito desigual, hasta que llegó a ‘Los de Fuego’, el grupo con el que logró tal popularidad que llegó a la pantalla chica y pasó a ser conocido como ‘Sandro y Los de Fuego’. En la década de los 60 transitó así una carrera ascendente que lo llevó a ganar el Primer Festival de Buenos Aires de la Canción con el tema ‘Quiero llenarme de ti’ (1967) y a saltar a la pantalla grande con su primera película, con el mismo nombre (1969), a la que seguirían ‘La vida continúa’ y ‘Gitano’, entre otras. Convertido ya en una figura de la canción en Argentina, sus temas se colocaron en las listas de éxitos de otros países de América Latina, incluida Colombia, y en especial Cali, donde la juventud deliraba viéndolo cantar ‘Tengo’, ‘Una muchacha y una guitarra’, ‘Se te nota’, ‘Así’ y ‘Señor Cochero’. Y en Estados Unidos, colmó el Madison Square Garden en 1970. En 1982, Sandro protagonizó su primera novela, ‘Fue sin querer’, en un canal de Puerto Rico, y al regresar a Argentina condujo durante unos meses el programa musical ‘Querido Sandro’ que, sin embargo, no tuvo el éxito esperado, pese al frenesí que despertaba. Generaciones de abuelas, madres e hijas eran sus “nenas” tal como él llamaba a sus fanáticas, que cada día de su cumpleaños se agolpaban en la puerta de su casa para saludarlo y obtener una foto con su ídolo, al que llegaban a regalarle sus atuendos más íntimos. Pero su enfermedad, desatada a finales de los 90 a causa del tabaco, hizo que las fanáticas pasaran de arrojarle flores, poemas y bragas en cada recital, a realizar cadenas de oración por su recuperación. El enfisema pulmonar comenzó así a hacerse sentir en la vida de Sandro, que en 2001 llegó a precisar asistencia de oxígeno durante una actuación y en 2005 se sometió a una delicada operación, de la que logró recuperarse pese a que, desde entonces, fueron muchas sus entradas y salidas de los hospitales. El delicado estado del cantante no impidió que en 2001 contrajera matrimonio en su casa de la localidad de Banfield con Olga Garaventa, luego de divorciarse Maria Elena Fresta, con quien estuvo casado durante 15 años. El autor de ‘Dame fuego’, que grabó con el rockero Charly García y a quien el venezolano José Luis ‘El Puma’ Rodríguez le dedicó este año un disco tributo a él, presentó en 2006 su última producción, ‘Secretamente palabras de amor’, el número 38 de su carrera, por el que recibió una placa de platino. Hace un año Sandro volvió a acaparar la atención cuando se supo que requería un doble trasplante de pulmón y corazón para desprenderse de los tubos de oxígeno, tal como él mismo había admitido. En 2009, el cantante había sorteado un gran escollo al salir con éxito de una operación para sanar una infección, pero su salud siguió debilitándose. El pasado 20 de noviembre se le practicó finalmente el doble trasplante en el Hospital Italiano de la provincia de Mendoza, pero su estado continuó agravándose hasta que ayer su voz se apagó para siempre. Desde la eternidad, Sandro debe estar cantando muy animado: ‘Hey, al final, la vida sigue igual”. En pocas palabras “Yo soy el culpable de las condiciones en las que estoy. Yo me lo merezco, yo me lo busqué. Yo agarré ese maldito cigarrillo”. "Estoy discapacitado, porque no me puedo mover. Mi vida es mi cama, mi puesto es en el comedor para leer el diario y de ahí no me muevo”. Sandro, dijo el cantante en enero del 2009.

Muere Sandro. Diario El Sol de México.


América despide al gran Sandro

El momento más triste, cuando el astro era trasladado al Parlamento Argentino.

6 de enero de 2010
AFPBuenos Aires, Argentina.- "Una muchacha y una guitarra para poder cantar", entonan desafinadas un grupo de "nenas" que aguardan pacientemente en una extensa fila el ingreso al Congreso argentino para despedir al cantante Sandro, su ídolo fallecido el lunes a los 64 años.Las "nenas", como Sandro llamaba a sus fanáticas, la mayoría de más de 50 años, no dejan de cantar las piezas más populares de "El Gitano", pero a medida que se acercan lentamente al sitio del velatorio algunas bajan el tono, otras ya no aguantan el llanto y todas aprietan las flores que dejarán cerca del féretro."Seguro, seguro, lo llamaré Sandro", dijo Jesica Jofre, de 28 años, que exhibe un embarazo de siete meses y muestra orgullosa su playera con la foto de "El Gitano", como también se lo conocía.Ni a Jesica ni a los miles de fanáticos del intérprete de Rosa, Rosa que esperaban su turno en filas de más 800 metros les hizo mella el sol implacable que castigaba a Buenos Aires con 35 grados celsius en el verano austral, apenas mitigado por el agua que se distribuía desde un camión cisterna."Era un excelente ser humano; no encajaba en este mundo. Yo lo seguí durante sus 40 años de carrera. Estoy destruida", dijo resignada y entre sollozos Alicia Véspoli, de 68 años, instantes después de pasar ante el féretro abierto del llamado "Sandro de América" en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso.Los seguidores de "El Gitano" desfilaban sin cesar ante el ataúd entre llantos desgarradores y quejas airadas porque no tenían posibilidades de detenerse y sólo tenían unos segundos para dejar flores a un costado."Ni un minuto nos dejaron verlo. No les interesa porque no somos gente de dinero. Yo quería rezar un Padre Nuestro, pero enseguida me dijeron que tenía que moverme", dijo Irma Vega, una de las primeras en ingresar al velorio, mientras mostraba la foto del cantante con la leyenda "Sandro, eternamente ídolo".Las mismas fotos se repetían por cientos entre las fanáticas, la mayoría de clase media o baja, aunque también estaban las afortunadas que se habían retratado en alguna ocasión con el ídolo que impuso un estilo que se hizo famoso en América Latina, primero imitando a Elvis Presley y luego con un sello inconfundible en la música romántica."Hace 35 años que sigo a Sandro. Fui a casi todos sus recitales y en algunos casos iba dos veces en la misma serie. Tengo todos sus discos (52) y vi todas sus películas (16)", dijo a su vez Beatriz Ayerza, de 53 años, quien se sonroja pero no responde al ser interrogada si fue una de las tantas seguidoras que lanzaban su ropa interior al escenario mientras cantaba Sandro.La gente seguía llegando de a cientos a las cercanías del Congreso con sus flores y fotos. Nadie se quejaba del sol y el calor, casi como un verdadero sacrificio para "devolverle todo lo que él nos dio", dijo Jesica, la joven embarazada, y ya no aguanta el llanto.Miles de personas desfilaron por el Parlamento argentino para decirle adiós a Roberto Sánchez, el verdadero nombre del popular Sandro, a quien ahora consideran un mito de la canción popular latinoamericana luego de su muerte, a los 64 años, víctima de una larga enfermedad pulmonar.Bajo las altas temperaturas del verano, la manifestación de pesar ocupó varias calles vecinas a la sede legislativa y con ello volvió a trastornar el tránsito por el centro de Buenos Aires, como ocurre cada tanto en los últimos meses por marchas de todo tipo.Sandro "de América", también apodado "Gitano", fue velado con el féretro abierto, pero su esposa, Olga Garaventa, pidió que no se tomaran imágenes del parlamentario Salón de los Pasos Perdidos por donde desfilaron familiares y fanáticos, la mayoría "nenas" como llamaba el artista a sus seguidoras, mujeres de 40 años en adelante.Una de ellas, de unos 60 años, sufrió heridas leves y un desmayo al ser atropellada por un motociclista cuando intentaba cruzar la calle para sumarse a la fila del "último adiós" al artista, informaron fuentes policiacas.Con fotos del artista, camisetas con su cara y rosas rojas en mano, numerosas seguidoras no ocultaron sus lágrimas y el desconsuelo por la muerte de su "ídolo", ya que creían que iba a poder recuperarse del trasplante coronario y pulmonar al que había sido sometido, dijeron varias de sus "nenas" a lo largo de la extensa fila.En la casa de Sandro, en la localidad bonaerense de Banfield, una pequeña multitud hizo una vigilia en la noche del lunes colocando cartas de despedida y coreando Rosa, Rosa, la canción que da nombre a uno de los discos del artista y del que se vendieron 1.5 del total de ocho millones de copias de su producción artística.Sandro se ha convertido en un mito de la canción latinoamericana, en un "inmortal", aseguraron muchos de sus fanáticos al corroborar declaraciones de pesar de Susana Giménez y Mirtha Legrand, las presentadoras más populares de la televisión argentina.Giménez dijo que tanto ella como la gente siente tanto dolor "como si se hubiera muerto Carlos Gardel", mientras que Legrand aseguró que el artista "ya es un mito", como el cantor de tangos.Las presentadoras coincidieron en que Sandro era un apasionado de su profesión que había sabido preservar su vida íntima, un buen amigo y dueño de un don de seducción "irresistible" para las mujeres.Las web de los diarios más importantes del país se colmaron de tristes comentarios de la noticia del fallecimiento del "Gitano", ocurrido el lunes en un hospital de la ciudad argentina de Mendoza, al no poder recuperarse de un trasplante de corazón y pulmones que se le había hecho a fines de noviembre pasado.Las radios y canales de televisión se abarrotaron de llamadas de seguidores de Sandro, mientras repetían las últimas apariciones públicas del artista."Lo recordaré como alguien que cantaba muy bien porque tenía una voz prodigiosa, pero, además, como un ídolo que se brindó a su carrera totalmente", dice el comentario de un seguidor publicado en el centenario diario bonaerense La Nación.El velatorio se prolongará hasta las 23:00 horas (02.00 GMT del miércoles), cuando los restos de Sandro serán sepultados en el cementerio de la ciudad de Lomas de Zamora, vecina a la de su domicilio en Banfield, en la periferia de la capital argentina.En el mismo salón del Parlamento los argentinos habían velado a la popular cantante Mercedes Sosa, fallecida a los 74 años, el 4 de octubre pasado en Buenos Aires, a causa de una afección hepática, y cuyas cenizas fueron esparcidas en la capital y otras tres provincias de este país, como quería la artista.Sandro, quien actuó en una docena de filmes, fue el primer artista latino en llenar el Madison Square Garden de Nueva York, en abril de 1970, cuando su recital se transmitió en directo a Latinoamérica y volvió a actuar en el estadio neoyorquino en 1974.Desde que recibió un trasplante de corazón y pulmones, el 20 de noviembre pasado, el cantante había sido sometido a otras cinco operaciones a raíz de su debilitado estado de salud, que finalmente no resistió.* Prensa mexicana da el adiós a Sandro, "El Gitano" de AméricaLa prensa mexicana lamentó el deceso del argentino Sandro, recordando que la figura de "El Gitano de América" llenó toda una época de la música popular del continente, mientras las radios repetían sus éxitos y la televisión retransmitió fragmentos de sus películas."Muere Sandro, su América lo llora", tituló en primera página El Universal, mientras La Jornada, que dedicó la primera plana de su sección cultural a una fotografía del intérprete, subrayó que era una "leyenda musical que trascendió las fronteras"."El gitano dice adiós", encabezó el diario Milenio al recordar que "Sandro fue uno de los fundadores del rock en español", mientras Excélsior destacó que Roberto Sánchez -su verdadero nombre- fue el primer artista de Latinoamérica en llenar el Madison Square Garden de Nueva York.Las radios W y formato 21, entre otras, dedicaron espacios de sus programas a los temas más conocidos particularmente los recogidos en el álbum Sandro en México, que recopila sus éxitos en este país en los años 70.En tanto, los canales de televisión retransmitieron fragmentos de sus películas, desde Quiero Llenarme de ti (1969) hasta Subí, que te Llevo (1980), sin descartar tampoco a Tú me Enloqueces (1976), en la que el ídolo argentino aparecía junto a una joven Susana Giménez.

Muere Sandro. La Tribuna, Honduras.

Una multitud despide a cantante e ídolo popular “Sandro” en Argentina
Internacionales 7 Enero, 2010

BUENOS AIRES (AP) - El cantante argentino “Sandro”, quien murió por complicaciones de un trasplante de corazón y pulmones, fue enterrado el miércoles en una ceremonia privada luego que el cortejo que transportaba sus restos se abriera paso por Buenos Aires y otras localidades en medio de incesantes muestras de cariño popular.

El cantante argentino “Sandro”, ídolo popular y famoso en Latinoamérica fallecido el lunes, fue despedido ayer por una multitud que acompañó el cortejo fúnebre desde el Congreso, donde fueron velados sus restos, hasta un cementerio de la periferia sur de Buenos Aires.
El sepelio tuvo lugar en el camposanto Gloriam, en la localidad bonarense de Longchamps, sin la presencia de cámaras de televisión y fotógrafos por pedido de Olga Garaventa, la viuda del intérprete.
“Sandro” falleció el lunes a los 64 años a causa de un shock séptico, 45 días después de haberse sometido a un trasplante cardiopulmonar en el Hospital Italiano de Mendoza. El cantante dejó tras de sí una prolífica carrera que trascendió en América: grabó 52 discos, actuó en 16 películas y fue el primer artista latinoamericano que cantó en el Madison Square Garden.
El cortejo fúnebre partió del Congreso, en Buenos Aires, donde los restos de “Sandro” fueron velados y donde unas 50.000 personas –según cálculos de la policía– se acercaron desde el lunes a decirle adiós al artista, sin importar el fuerte calor y las tormentas que se sucedieron posteriormente.
A su llegada al cementerio, el vehículo con el féretro fue recibido por una multitud formada mayoritariamente por mujeres, que irrumpieron en gritos y aplausos. Las fanáticas tiraban rosas rojas al paso del coche y gritaba “Sandro no se va” y “Fuerza Olga”.
Estas fieles admiradoras del artista, a las que “Sandro” llamaba cariñosamente sus “nenas”, elogiaron a su ídolo ante los medios de prensa.
“Fue un gran hombre, un gran luchador. Los políticos deberían tener la honestidad de Sandro”, dijo una de ellas al canal de televisión Todo Noticias.
Miles de seguidores del cantante siguieron el recorrido del cortejo fúnebre por las calles de Buenos Aires y localidades aledañas. Mujeres llorosas se agolpaban en las veredas para aplaudir al paso de la carroza que llevaba sus restos, que fue escoltado por la policía ante la marea humana que quería acercarse al vehículo.
En la localidad bonaerense de Banfield, donde “Sandro” residía, una multitud que gritaba el nombre del artista recibió al cortejo fúnebre. Muchas personas intentaron tocar el vehículo que transportaba al cantante, cubierto por una bandera argentina.

Una lluvia de flores cayó sobre el vehículo mortuorio a la salida del Parlamento y miles de fanáticos acompañaron el cortejo y arrojaron rosas y claveles rojos a su paso.
El miércoles se conocieron las manifestaciones de pesar de otros artistas y personalidades por la muerte de Roberto Sánchez, su verdadero nombre, quien desde su adolescencia fue un empedernido fumador.
El cantante español Julio Iglesias, que actuará en Buenos Aires en febrero próximo, lo definió en un comunicado como un “gran amigo” y señaló que con su muerte “se va parte de la historia de la música contemporánea latina”.
La presidenta argentina, Cristina Fernández, se comunicó con la viuda del cantante para transmitirle su dolor “por lo que significa la muerte de un ídolo popular” como “El Gitano”, informó el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, a Radio 10.
El astro del fútbol Diego Maradona, entrenador de la selección nacional, afirmó que lloró “mucho” cuando se enteró de la muerte del popular cantante, quien dijo “fue distinto, fue único y lo seguiremos recordando cómo fue: como el más grande”.
http://www.latribuna.hn/web2.0/?p=83389

La muerte de Sandro en los diarios del Mundo. Santo Domingo


http://www.listindiario.com.do/app/article.aspx?id=127228
Sandro de América: Camino al mito
AFP - 1/7/2010



UNA IMPRESIONANTE MULTITUD EN BUENOS AIRES DESPIDE AL CANTANTE SANDRO DE AMÉRICA

Despedida. Una lluvia de flores cayó sobre el vehículo mortuorio a la salida del Congreso y miles de fanáticos acompañaron el cortejo y arrojaron rosas y claveles rojos a su paso por las calles de Buenos Aires.

Buenos Aires.- Sandro, ídolo famoso en Latinoamérica, fue despedido ayer por una impresionante multitud que acompañó el cortejo fúnebre desde el Congreso, donde fueron velados sus restos, hasta un cementerio de la periferia sur de Buenos Aires. Una lluvia de flores cayó sobre el vehículo mortuorio a la salida del Parlamento y miles de fanáticos acompañaron el cortejo y arrojaron rosas y claveles rojos a su paso.
Más de 50,000 personas desfilaron desde el martes frente a los restos del ídolo en una capilla ardiente instalada en el Congreso, para despedir al cantante, considerado el “Elvis Presley argentino”.
Otras miles de personas esperaban en las calles el paso del cortejo que a paso lento llegó hasta la casa del cantante, en la localidad de Banfield (periferia sur), donde también se concentraron unos 5,000 fanáticos, en un recorrido de unos 20 kilómetros.
La caravana fúnebre se encaminó luego a un cementerio privado cercano, donde fue sepultado el cantante.
La muerte de Sandro supone, según los analistas, el nacimiento del mito.
Los fanáticos habían desafiado el martes el calor tórrido, luego la lluvia y finalmente una baja repentina de temperatura en el verano de Buenos Aires, para despedir a su ídolo en medio de escenas de dolor y congoja.
Mujeres llorosas se agolpaban en las veredas para aplaudir al paso de la carroza que llevaba sus restos, escoltado por la policía, ante la marea humana que quería acercarse al vehículo.
Sandro murió el lunes, a los 64 años, tras múltiples complicaciones, a 45 días de haber sido sometido a un transplante cardiopulmonar al que había llegado con la salud deteriorada por su tabaquismo crónico y tras esperar durante meses la donación de órganos.
Roberto Sánchez, su verdadero nombre, cautivó a varias generaciones en sus 40 años de trayectoria artística, que inició emulando a Elvis Presley y atreviéndose a cantar rock en español, aunque luego viró a la música romántica, imagen con la que trascendió en América Latina.
Las ventas de sus álbumes han trepado en las últimas horas, tal como ocurrió meses atrás con las producciones de la cantante argentina Mercedes Sosa, fallecida en octubre pasado.
LA POLÉMICA: ¿SANDRO ES CARLOS GARDEL? El periódico Clarín recoge en su portal la polémica surgida luego de que muriera Sandro se hicieran comparaciones con Carlos Gardel. A continuación parte de la reflexión sobre el tema.A primera vista, comparar a Charles Romuald Gardés con Roberto Sánchez es comparar tomates con lechuga. Dejando de lado la extendida idea del adjetivo calificativo (“Sandro es Gardel”), las opiniones de famosos como Mirtha Legrand y Susana Giménez abre las puertas de un debate que en nuestro país puede llegar hasta los bordes de la herejía: Gardel es intocable; Sandro, un mito fresco. Para empezar: los separa un abismo estilístico y la diferencia de edad de 55 años. Para seguir: la calidad interpretativa de Gardel fue impecable; la de Sandro ha tenido altibajos. Sin embargo...Están unidos por un origen periférico y humilde: el Abasto de principios de siglo XX y la Valentín Alsina proletaria del primer peronismo. No tuvieron hermanos y profesaron una devoción extrema por sus respectivas madres: Berta y Nina. No tuvieron hijos, y cultivaron un perfil de relaciones afectivas tapizadas por sobreentendidos y por el elemento fundamental que sobrevuela toda esta historia: el misterio.REACCIONES DE SUS COLEGAS JULIO IGLESIAS: El cantante español Julio Iglesias despidió con dolor la muerte de su amigo: “Mi queridísimo Sandro se ha ido y con él se va parte de la historia de la música contemporánea latina.Sandro fue siempre un amigo del alma que, aún sin vernos con frecuencia, fue alguien que no se deja de olvidar. Un amigo con el que compartí tiempos inolvidables en nuestra querida América.Sandro nos deja su recuerdo irrepetible como amigo y como artista único y excepcional”.RICARDO ARJONA: Sumándose al pesar mundial, Ricardo Arjona le dedicó una carta al cantante: “Hoy, Sandro es una cicatriz más en la historia de Argentina que se dibuja en su mapa para vivir por siempre...Sandro respira hoy mejor que nunca porque su oxigeno es el oxigeno que aspiran los suspiros que lo extrañan..”.RICARDO MONTANER: Ricardo Montaner aseguró estar afligido por la muerte del “Gitano” argentino, Sandro. Informó que visitará el país después de semana santa para realizar un concierto en el cual rendirá homenaje al ídolo argentino Roberto Sánchez.“Cuando un artista como él se va para el cielo todo el gremio de artistas se pone de luto”, afirmó. Indicó que el funeral se adelantó a lo que estaba previsto por petición de sus familiares.

martes, 5 de enero de 2010

Carta de Dhario Primero para Sandro.


NOTA DE PRENSA


5 de Enero del 2010

Sandro Siempre será la Historia Viva!


Sandro seguirá latiendo en el corazón de sus fieles admiradores dispersos por toda la América latina y Estados Unidos.

Sandro Vibrante, emocionante, cautivador, delirante, y carismático por naturaleza.

Su llegada fue como un ave de paso que se encontraba en de visita en todos los rincones de Latinoamérica.

Al pasar de los años, Sandro demostró que había llegado para quedarse con nosotros.

Era el comienzo de la década de los sesenta cuando su magia se adueño de todos.

Desde su arribo fue ídolo de multitudes, los pueblos llegaron a amarle con pasión, locura y ternura.

Era el huracán Sandro que azotaba con fuertes vientos desde Sur América para toda América.

Dulce tierno y sencillo, así es Roberto Sánchez.

Bendita sea por siempre, por los siglos de los siglos, la madre que nos trajo al mundo a tan maravilloso ser humano.

Hoy desde lo más profundo de mi alma me siento feliz de haberle hecho un humilde tributo a mi amigo a mi Ídolo en vida.

He admirado a Sandro a todo lo largo de su carrera artística y tengo sinceras y sobradas razones para hoy día sentirme realizado de haber podido compartir con el maestro a nivel personal y profesional.

Roberto, se que hoy ya no estas con nosotros y se que de no haber sido el personaje que hoy eres, quizás te hubiese gustado ser un Batman o un Superman.

Se que la vida se te escapo de las manos, así como se nos escapa el agua entre los dedos, pero de algo estoy completamente seguro y es que Sandro vivirá por siempre en nuestros corazones, y que hoy será el primer día del resto de su vida.



La leyenda no ha muerto, Sandro ¡Vive!


Atte. Dhario Primero.

Murió nuestro Sandro de América. 3 / 3

Murió Sandro de América. 2 / 3

Murió Sandro de América, nuestro querido ícono. 1 / 3

Tributo desde Mexico. " Así "

La muerte de Sandro en los Diarios del Mundo.

THE NEW YORK TIMES.

Singer Sandro, the 'Argentine Elvis,' Dies at 64


BUENOS AIRES, Argentina (AP) -- Argentine singer Sandro, whose gyrating pelvis and romantic ballads brought comparisons to Elvis Presley and made him the first Latin American to sing in Madison Square Garden, died Monday of complications from heart and lung transplant surgery. He was 64.

Sandro, who recorded 52 albums, acted in 16 movies and was awarded a Latin Grammy for career achievement in 2005, suffered from chronic lung disease that led to the Nov. 20 surgery. He died at the Italian Hospital in the Argentine city of Mendoza, said Dr. Claudio Burgos.

Born Roberto Sanchez in 1945 in Buenos Aires, he was the author of hits such as ''Asi'' (''Like That'') and ''Dame Fuego'' (''Give Me Fire''), and his rock and pop tunes won him fame across Latin America. In the 1970s he became the first Latin American singer to play New York's Madison Square Garden.

Last year, in one of his final interviews, the singer blamed his smoking habit for his long illness.

''I am debilitated because I cannot move. My life is my bed, my spot in the dining room where I read the newspaper, and from there I do not move,'' Sandro told Mitre radio of Buenos Aires. ''I am to blame for the condition that I am in. I deserve it; I sought it out. I picked up this damn cigarette.''

As a youth, Roberto Sanchez began playing guitar along with Enrique Irigoytia, another boy from his neighborhood. The two formed several rock bands that sang Spanish versions of Elvis, Jerry Lee Lewis and Paul Anka hits.

But it wasn't until he was lead guitarist for the band Los de Fuego that his fame took off.

During one performance, the lead singer lost his voice and another performer broke his guitar strings. Sanchez relinquished his guitar, took over singing duties and threw himself into dancing to the rock rhythm. The crowd went wild.

Sanchez became the group's front man and adopted the moniker Sandro -- a name his mother had wanted to give him at birth, but the Civil Registry refused.

Sandro y Los de Fuego made their TV debut in 1964 on ''Circular Saturdays,'' one of the nation's most popular shows.

Sandro's sensual, irreverent style, gyrating hips and black leather jacket sent young female fans into a frenzy; his ''babes,'' as they were known, would scream wildly, pull their hair and throw their undergarments onstage.

He soon earned the reputation as Argentina's Elvis Presley.

The band recorded two albums before Sandro went solo, turning to a more melodic repertoire and entering the ''romantic'' genre with classics such as ''Quiero Llenarme de Ti'' (''I Want to Fill Myself With You''). In 1969, he made his silver screen debut in a movie with the same title.

A later film, ''La Vida Continua'' (''Life Goes On''), was a hit not only in Argentina but in much of Latin America.

In 1982, Sandro signed with a Puerto Rican TV channel to star in the telenovela ''Fue sin querer'' (''I Didn't Mean to Do It''), which was popular among U.S. Latinos.

By 2001, he was forced to play a series of shows with the assistance of a tube attached to a microphone, to combat the effects of pulmonary emphysema.

Last year he went on a waiting list for a lung and heart transplant, which doctors said was the only way to save him from a disease that had already destroyed his vocal cords and restricted his movements.

He is survived by his wife, Olga Garaventa, whom he married in 2007. He had no children.

Sandro por siempre....

http://sandrowallpapersexclusivos.blogspot.com/

Hasta Siempre SANDRO INMORTAL.

Hasta SIEMPRE * Sandro querido *